Eugenio Loarce nos trae su colección “Dime que me quieres, dímelo…” donde el amor es clave en su inspiración; pero en ese amor que tienen las mujeres sobre la sumisión por ese motivo nos muestra geishas y su misterio de ars amatoria, para este juego su paleta de color es negro o rojo pasión y con alguna pincelada de blanco. Juega con tejidos ligeros como la gasa y el raso pero también los contrapone con el tweed y las tafetas. Vestidos y siluetas muy femeninas , gracias a los vestidos de estilo babydoll o  de los años 50

Anuncios