David Delfín ha dedicado su colección a Alicia, su perra fallecida hace unos meses, y la ha llamado Missing.
La musa del diseñador, Bimba Bose ha sido la encargada de abrir el desfile, en el cual muestra un luto en blanco, hemos visto camisas de cuellos subidos, vestidos camiseros, sudaderas que se perdían en los vestidos, pantalones con faldas cinturas y algún que otro corazón de forma salpicada.
Es una colección austera, sin estridencias evocando a el luto por Alicia y por todo lo que está viviendo la sociedad actual.
Fotos: Vogue 

Anuncios