María Barros nos trae su colección para la MBFWM inspirándose en el jazz, con prendas femeninas muy entalladas en algún caso incluso complicando el andar de las modelos, donde predominan los drapeados, los volantes todo ello con la técnica favorita de María Barros el moulage (Modelar o dar forma a una pieza de tejido en tres dimensiones, pudiéndose realizar esta técnica, sobre un maniquí, bastidor, etc.….para aquellos que se dedican a la creación de prendas de vestir, diseñadores, modistos, patronistas… es una de las técnicas más creativas, viendo como tu diseño va cogiendo forma ante tu mirada, es el medio para encontrar nuevas ideas, volúmenes y formas. )
La paleta  ha sido de lo más diversa desde el amarillo, fucsia, verde esmeralda, azul Klein hasta el negro pero todo ello para componer a una mujer altamente femenina, la cual me evoca a la época del Charleston Fotos: Vogue
Anuncios