Andres Sarda fue el encargado de abrir la Mercedes Benz Fashion Week Madrid y nos trajo a esa mujer que tiene múltiples facetas pero que no está dispuesta a renunciar a nada y mucho menos a lucir prendas de lencería tan fabulosas.
Nos trae una colección dual donde por un lado priman el lado colorista, divertido, lúdico y por otro lado el oscuro y sutil para  encarnar a la perfección el día y la noche.
Para la puesta en escena vemos una jaula de metal dorado de donde surgen las modelos emulando a pájaros que salen a la libertad después de su cautiverio; las cuales van vestidas con pelucas de plumas blancas o negras, estolas, zapatos de tacón y botas todo ello para conseguir un look más sofisticado
Los colores que utiliza son el violeta, amatista, el rosa inglés, granate, oxido, verde musgo, purpura y el clásico atemporal negro; el cual prima en casi toda la colección de oscuridad ya sea por sí mismo o encajes. Los sujetadores son de tip top y los bodys llevan incrustaciones de Swarovski.

El encaje es otra de las piezas clases de la colección, y junto a ello se mezcla la seda, las estolas abrigos de pelo. Todo ello lo vemos  en los shorts  , bodys y sujetadores.
Una colección muy sensual.
Fotos: Vogue

Anuncios