Yerse nos presento su colección Slow Life inspirándose en el mundo moderno que nos toca vivir donde es rápido tenemos que ser capaces de disfrutar del aquí y ahora.
La paleta de color es de tonos suaves, pasteles en coral, verde y lavanda para que sólo con mirarlos tengamos una experiencia única. Pero también encontramos colores más fuertes para dar ese toque de cambio como el granate, antracita y petróleo.
Pero sobretodo Yerse quiere vestir a una mujer femenina y por ello la cubre de crepes vaporosos, mezclas con sedas y lúrex.

Anuncios